Follow us

La tradicional y algo anclada en el pasado ceremonia de besos de modelos al ganador de la etapa y diferentes maillots no tendrá lugar en la edición del Tour de Francias de 2020. Las reglas de la UCI son claras al respecto, el ciclista subirá al podio pero deberá mantenerse a la distancia de seguridad. Así las cosas, tampoco habrá encaje de manos entre las diferentes autoridades que acompañaban al vencedor el día en lo mas alto del cajón. Los corredores recogerán el galardón completamente solos. Sin ayudas. Al más puto estilo de Thomas de Gendt.