Follow us

Rubén Baraja, excentrocampista de postín del Valencia grande de Rafa Benítez, sabe que se encuentra ante su gran oportunidad en los banquillos, ante su trampolín, que también será el del Real Zaragoza. Porque su futuro inmediato también será el del equipo del león.

 “Venir es un reto apasionante. Me hace una enorme ilusión por todo. Queremos volver a estar con los mejores del fútbol español”, se arrancó antes de descubrir su plan táctico. Aquí no hubo novedades: el mismo dibujo que pintó con el Tenerife hace unas semanas ante el Zaragoza. “Me gusta jugar 4-4-2, que puede variar a 4-2-3-1. Para ser competitivo, tienes que ser sólido a nivel defensivo, ser protagonista cuando posees la pelota. Hay que aprovechar todos los registros, ser competitivo desde el primer momento, jugar con hambre, ilusión y energía”, explicó.

Para mí este club representa mucho. No solo en Segunda, sino en todo el fútbol español. Es una gran oportunidad, un reto. Y yo persigo transmitir energía a los jugadores para conseguir el reto”, confesó. “Hay que valorar el análisis de la temporada pasada, rozando el ascenso. El Zaragoza siempre ha buscado ese objetivo, para eso he venido aquí. 

En el objetivo, Baraja en ningún momento obvió el contexto actual del Real Zaragoza. “En cuanto a posibles ventas, es una realidad que tiene el club. Pero eso no me asusta asusta, ni la presión tampoco. He pasado por experiencias de todo tipo. También como jugador del Valencia. Acepto el reto con confianza y determinación. No busco excusas. A través del trabajo se puede crecer”, confirmó. “Hay que acertar en la configuración de la plantilla, hacer un equipo para competir en cada partido y ser regulares para estar cerca del objetivo”

Su última mirada estuvo dedicada a un argumento esencial en el Zaragoza actual, como es su Ciudad Deportiva, y en el futbolista japonés Kagawa. “La cantera está dando muy buenos frutos. Hay varios jugadores en el primer equipo. Hay que ser coherentes para ponerlos. Lo hemos hecho en el Elche, en el Sporting de Gijón. Tienen que crecer con el equipo, pero también hay que elegir los momentos. Creemos en la gente joven. Hay que aprovechar los recursos de la cantera. En cuanto a Kagawa, tiene contrato y mucho nivel. No me gusta personalizar. Quiero un equipo”, concluyó Baraja.