Follow us

Una vez conseguido el título de la Europa League y con la plantilla de merecidas vacaciones hasta el 6 de septiembre, el Sevilla, con Monchi a la cabeza, ha comenzado la planificación de la próxima temporada, con refuerzos que le den un plus al equipo para competir con garantías en la Champions y en LaLiga. Hay que cubrir la salida de Banega (y la posible de Franco Vázquez) en el centro del campo y, además de Ivan Rakitic, el club andaluz desea incorporar a Óscar Rodríguez, una de las sensaciones del pasado curso con la camiseta del Leganés.

El centrocampista de Talavera de la Reina puede moverse como interior o en el frente de ataque, sobre todo por la izquierda, posición que ocupó en ocasiones Óliver Torres, de similares características. Una versatilidad que Julen Lopetegui tiene muy en cuenta. Además está su edad, 22 años, con la revalorización que siempre buscan en Nervión. El problema para el Sevilla es que el jugador pertenece al Real Madrid, quien también busca sacar rédito económico y ha alejado a posibles compradores con un precio difícil de asumir en la actual situación económica