Follow us

La NBA sigue adelante con el campeonato. Así lo ha decidido la junta de gobernadores, los propietarios de las 30 franquicias y el comisionado, Adam Silver, que celebró una reunión de urgencia con jugadores de los equipos participantes tras el plante de los Milwaukee Bucks antes del partido que les enfrentaba a los Magic el miércoles y que obligó después a cancelar otros dos partidos más. El gesto de los Bucks puso en jaque al campeonato. El fantasma de una cancelación definitiva estuvo muy presente

Con LeBron James a la cabeza, querían que los propietarios se implicaran más en la lucha contra el racismo y la justicia social y lo han conseguido con el objetivo de que la Liga siga su curso. El campeonato trabaja para la confección del nuevo calendario y estudia nuevas fórmulas para dar visibilidad a las reclamaciones de los jugadores. Para ello se reunirán en las próximas horas con dos representantes de cada equipo que está compitiendo en la Burbuja.

Lo más prioritario era una nueva confección del calendario de partidos tras la suspensión de los programados para el miércoles y los del jueves. Con respecto al plan previsto y que no se ha podido llevar a cabo por el boicot de los de Milwaukee, deben jugarse seis partidos para continuar con cuatro eliminatorias antes de afrontar las semifinales de conferencia. La competición se reanudará el viernes como muy pronto, aunque lo más probable es que vuelva el sábado.