Follow us

El Egipto-Chile marca el inicio de la 27ª edición del Mundial Masculino de Balonmano, que se disputará en Egipto del 13 al 31 de enero. Esta edición presenta un nuevo formato de 32 equipos divididos en 8 grupos, con una primera fase a tres partidos. Dinamarca defenderá el título conquistado en 2019.

Pese a que en primera instancia se había permitido la celebración del torneo con la presencia de un 20% de aforo, las presiones ejercidas por la Unión Europea de Jugadores (EHPU), mostrando su preocupación por el riesgo de contagio debido a la presencia de público en los estadios, han provocado que, finalmente, el Mundial se dispute a puerta cerrada.

Precisamente el coronavirus ya ha producido las bajas de República Checa y Estados Unidos, que se vieron obligados a retirarse de la competición debido al elevado número de casos positivos que presentaban sus planteles (12 por parte de los checos y 18 de los estadounidenses). Sus plazas fueron cubiertas por Macedonia del Norte y Suiza, respectivamente.

En el nuevo formato, pasan a la segunda fase los tres primeros de cada grupo. España se encuadra en el Grupo B, configurado por Túnez, Brasil y Polonia. Los tres vencedores del Grupo B se emparejarán con sus homónimos del Grupo A (Alemania, Hungría, Uruguay y Cabo Verde), formando el Grupo I. Los clasificados del grupo C y D formarán el grupo II; los del E y F, el III y los del G y H, el IV.

De esta forma, en la segunda fase se disputarán de nuevo tres partidos. En esta ocasión, solo los dos primeros de cada grupo se clasificarán para lo que conformarán los cruces de cuartos. Los emparejamientos saldrán cruzando los grupos I-III y II-IV.