El piloto catarí Nasser Al-Attiyah logró este sábado su cuarta victoria en la Baja España-Aragón al acabar por delante del sueco Mattias Ekstrom, segundo a 4 minutos y 40 segundos, y al saudí Yazeed Al Rahji, tercero a 6:15.

El póquer del piloto de Catar se vio facilitado por los importantes problemas que sufrió el nueve veces campeón del mundo de rallys, Sebastian Loeb, perseguido por el infortunio en la última jornada.

Al-Attiyah había sido el más rápido en el tramo Monreal del Campo-Santa Eulalia y llegó a distanciar a Loeb en algo más de un minuto en la general cuando ambos pugnaban por la victoria final.

En la especial más larga de la carrera turolense, la de Bañón-Cuevas Labradas (209 km), Loeb comenzó su ataque y se alejó de Al-Attiyah en 2 minutos y 43 segundos al paso por el tercer punto intermedio de control. Pero a partir de ese momento comenzó el calvario para el piloto francés.

Loeb sufrió la rotura de la dirección asistida del BRX y posteriormente un pinchazo, con lo que perdió todas las opciones de victoria y también de podio.

Nasser Al-Attiyah, que también sufrió pinchazos en la especial y terminó con los neumáticos al límite, conquistó un triunfo que se decidió en los últimos kilómetros de la última especial.

El mejor español de la XXXVII edición de la Baja fue Nani Roma, en quinta posición a 7’08” del vencedor.

Noticia extraída de Mundo Deportivo y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols