El Real Madrid se proclama campeón de la Supercopa Endesa tras imponerse al Barcelona 88-83 en una épica remontada. El conjunto de Jasikevičius llegó a ir 19 arriba en el tercer cuarto, pero un Real Madrid liderado por Sergio Llull igualó el marcador a falta de 1:40 en el último cuarto.

El Real Madrid y el Barcelona se veían las caras una vez más tras superar en semifinales al Lenovo Tenerife y Valencia Basket, respectivamente. El conjunto de Jasikevičius, que llegaba a la cita como favorito, pero sin Sertac Sanli, se encontraron mucha resistencia madridista a pesar de la baja de última hora de Rudy Fernández: el escolta se lesionó durante la semifinal.

En la primera mitad, ambos equipos mostraron su versión más ofensiva y física, aunque los culés tuvieron considerables fallos defensivos. El Real Madrid conseguía recortar distancias, pero no logró alcanzar ni en el primer cuarto ni en el segundo alcanzar en el marcador al conjunto de Jasikevičius.

El Barça terminó un disputadísimo primer cuarto uno arriba: 23-22 con Oriola y Calathes como máximos anotadores de los de Jasikevičius. En el Real Madrid Llull, Alocén y Heurtel fueron los encargados de recortar distancias. En el segundo cuarto, Nigel Williams-Goss protagonizó los errores defensivos del conjunto de Pablo Laso y el conjunto culé logró terminar 6 arriba: 46-40.

El Barça arrolla y se pone 19 arriba

En el tercer cuarto se confirmó la superioridad del Barça, que llegó a estar 19 arriba, a pesar de un errático Laprovittola. Los triples de Mirotic continuaron castigando la defensa de Yasbusele y, como respuesta, Llull consiguió recortar distancias a base de triples para finalizar el tercer cuarto 71-62.

Lull tira de experiencia y un triplazo de Williams-Goss iguala el marcador

En el cuarto, el Barça resistió a un acecho de Sergio Llull, que tiró de experiencia y acumuló 27 puntos al último cuarto. Los de Laso siguieron la estela de Llull y con los puntos del pívot Poirier llegaron a recortar hasta quedarse a un punto (79-78).

El momento épico del partido llegó con un triplazo de Williams-Goss, que puso el 81-81 tras dos errores de Alocén que hubiesen adelantado al Madrid. Finalmente, unos tiros libres de Poirier adelantaron a los de Pablo Laso y les dieron la victoria.

Noticia extraída de Cadena Ser y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols