El trabajo ya estaba hecho con la continuidad en Primera Nacional, la tercera categoría, asegurada por segunda temporada consecutiva y de lo que se trataba en la última jornada era de disfrutar y vaya si se hizo. Por primera vez en su historia, El Alcoraz, estadio inaugurado en 1972, acogió este domingo un encuentro de fútbol femenino con el recibimiento de la SD Huesca al Pallejà en el que las jugadoras de Verónica Rodríguez se impusieron por 4-1 ante los más de 700 espectadores que pudieron entrar en el feudo oscense.

Fue un día de fiesta en el que se quiso celebrar la gran campaña de las azulgranas y realizar diversos homenajes. Al filial de la SD Huesca, al que se le hizo un pasillo en reconocimiento por su ascenso a la Primera Territorial y, especialmente, a Nuria MalladaLa delantera aragonesa, después de más de 300 partidos disputados entre el Zaragoza CFF y el club oscense, con el que ha jugado en las dos últimas campañas, cuelga las botas. La que también puede presumir de ser campeona del mundo de pesca deportiva acarició el gol, no lo consiguió, pero sí que arrancó los aplausos de los presentes cuando fue sustituida poco antes de alcanzar la hora de partido.

Las locales salieron a por el partido desde el principio. Al descanso se llegó con un 1-0 tras un gol de Sanaú de cabeza que tras el paso por los vestuarios amplió con un disparo a la media una ventaja que las catalanas redujeron después de penalti. Después, Estaún no desaprovechó un mano a mano para conseguir el 3-1 y Laura Royo cerró el marcador con el definitivo 4-1.

Noticia extraída de HERALDO y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols