De Segunda Regional a la 2ª RFEF en tan solo cuatro temporadas. La SD Huesca B será el sexto conjunto aragonés que compita la próxima campaña en la nueva categoría que nacerá después de que la actual Segunda B se vaya a desgajar en dos divisiones. El filial azulgrana se unió este domingo al Tarazona, el Ebro, el Ejea, el Teruel y el Brea después de imponerse en la final por el ascenso al Cuarte por 2-1 en un partido que necesitó de la prórroga para decidirse y en el que el ariete Carlos Kevin fue protagonista con sus dos goles.

El premio para los de Dani Aso llega después de una temporada larga en la que siempre han estado en los puestos cabeceros de la categoría y en la que ya habían acariciado el salto de categoría. Durante la segunda fase lo tuvieron en la penúltima jornada, aunque dependiendo de los resultados que se produjesen en otros campos y en la última les hubiese bastado con puntuar ante el Brea, pero acabaron perdiendo. 

En la matinal vivida en la capital oscense, el choque se disputó en los campos de San Jorge a las 9.00 después de que el Cuarte se hubiese negado a jugar en El Alcoraz como había propuesto el Huesca, no faltó la emoción, la tensión y la lucha. El Cuarte, que a lo largo del curso también había hecho merecimientos sobrados para ascender, peleó hasta el final, aunque pagó caro sus fallos defensivos.

El Huesca B se adelantó y el Cuarte, aún dentro de los primeros 45 minutos empató. Después, en la segunda parte escaseó el fútbol y abundaron las interrupciones, lo que forzó a llegar a la prórroga. En ella, los locales jugaron mejor sus armas.

La primera parte se cerró con un gol y una ocasión clara marrada para cada equipo. A pesar de lo extraño de la hora, lo mucho que había en juego hizo que desde el primer segundo las pulsaciones fuesen altas. El Cuarte arrancó muy presionante, aunque sin que ello le diese réditos en los primeros compases frente a unos locales que apostaron más por el juego combinativo y que tuvieron las primeras aproximaciones.

A los siete minutos, ya en la primera llegada al área de Buetas, los azulgranas pidieron mano de Musquiz. El árbitro Ramo Andrés no la concedió, pero la acción envalentonó a los de Dani Aso, que se sacudieron las cadenas con las que los de verde les habían estado sujetando. Poco después llegaría un lanzamiento de falta de Morales que golpeó en Biel Rodríguez y en un córner sacado en corto Abizanda disparó alto. Fueron los prolegómenos al gol que cantó Carlos Kevin justo cuando se alcanzaba la media hora. En un saque de esquina, el ariete local, libre de marca, cabeceó a la red.

Después, la joven promesa de los oscenses aún tendría dos ocasiones más de marcar, ambas con la testa frente a una defensa que sufrió por alto y en las acciones a balón parado. La primera, con el Cuarte aún no repuesto del 1-0, en una falta sacada en largo y la segunda, al filo del descanso, en un córner que Buetas despejó. Entre una acción y otra también se vivió una galapoda de Carrasco que no llegó a buen puerto.

Enfrente, los de Richi Gil, ni mucho menos dieron su brazo a torcer. La mejor manera de volver a ponerse de pie tras verse por debajo en el marcador fue empatando. A los siete minutos, De Sus, demasiado liberado, peinó a la red un centro. Después el autor de la asistencia, Valdés, que había sido clave en la eliminatoria previa con el Utebo marcando dos goles, obligó a reaccionar a Rojas en un disparo que logró rechazar. El cuero le cayó a Juanjo Moreno, que a pocos centímetros de la portería no logró apuntar entre los tres palos.

Abizanda tuvo al inicio de la segunda parte el 2-1 en una acción en la que el Huesca B estuvo más listo, pero no la aprovechó, y después lo intentó a la media vuelta desde la frontal del área Carlos Kevin. El Cuarte, mientras, seguía siendo vertical y llevando el peligro a balón parado.

El paso de los minutos se hizo notar en las piernas de los futbolistas, especialmente de los visitante, que a partir de la hora de juego se replegaron sobre su mitad de campo. Los de Aso, aunque el empate les otorgaba el ascenso al final de la prórroga, seguían insistiendo en busca de la victoria.

El calor ya se hacía notar en los campos de San Jorge y se hizo necesaria la pausa para la hidratación. Momento que los dos entrenadores aprovecharon para dar instrucciones a sus jugadores. Más allá del tiempo invertido en refrescarse, entre el 70’ y el 80’ el balón dejó de rodar. El partido se volvió más bronco, tuvieron que entrar las asistencias médicas y se produjeron sustituciones.

El Cuarte inquietó en un córner, pero no terminaba de estirarse frente a un rival empeñado en encerrarle en su área y que se mostraba mucho más entero físicamente. Buscando siempre por alto a Carlos Kevin, incidían por las bandas y le robaban siempre a las primeras de cambio a los visitantes. Ambos lo intentaron una vez más a balón parado, pero no hubo goles y tras cinco minutos de prolongación se alcanzó la prórroga.

El primer acto del tiempo extra comenzó con Morales y Galán teniendo que ser atendidos por calambres y con el segundo gol de Carlos Kevin (2-1). Como había sucedido en el primero, el delantero azulgrana cazó por alto el balón en el corazón del área sin ningún defensor incomodándole. Ginovés e Íñigo Pérez no se entendieron.

En el segundo periodo de la prórroga, el Cuarte se lanzó al ataque y Arjona tuvo la posibilidad de sentenciar en una mano a mano que Buetas solventó. Cada minuto fue pesando cada vez más en los visitantes, que estaban obligados, no solo ya a empatar, sino a remontar. Lo siguió intentando, pero sin casi inquietar y finalmente la fiesta llegó para los azulgranas.

Noticia extraída de HERALDO y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols