Se abre una nueva etapa en el Real Zaragoza. Este martes ha sido presentada la Escuela de Fútbol Femenino, el germen de lo que, a futuro, se pretende que sea una sección integrada por todas las categorías. A diferencia de otros clubes, el Zaragoza ha querido empezar desde la base: esta temporada tendrá vocación formativa y, ya en la 2022-23, comenzará a competir el primer equipo benjamín.

La única forma de garantizar el ADN del club es crear un equipo desde abajo”, ha resumido el director de cantera, Ramón Lozano, quien ha estado acompañado por el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra; y el vicepresidente, Fernando Sainz de Varanda, en el acto de presentación que se ha celebrado en la Ciudad Deportiva.

Antes de que las alrededor de 20 niñas que componen la escuela comenzasen su primer entrenamiento oficial, tanto Lozano como Lapetra han definido este día como “histórico” para la entidad. Y es que, a pesar de que la idea surgió antes de la irrupción de la pandemia, ha habido que esperar casi dos años para impulsarla. 

Justo antes de que se paralizase el país, en marzo de 2020, ya habíamos concretado el proyecto. Todo se detuvo por la covid, pero ahora lo retomamos con la misma ilusión”, ha señalado Lapetra, convencido de que la incorporación del Real Zaragoza al fútbol femenino, integrada en un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento, será “muy positiva” para el deporte.

“Empezamos con la escuela de tecnificación y seguro que al año que viene salen equipos. A partir de ahí, iremos creciendo. Vamos a dotar a las niñas de la metodología de éxito que se aplica en la Ciudad Deportiva, que siempre ha sido un modelo de referencia en España”, ha añadido el presidente zaragocista, antes de que Ramón Lozano incidiera en la necesidad de que este proyecto viese la luz.

Este tipo de iniciativas nos instalan en el siglo XXI, siendo justos hacia una parte de la sociedad que merece ser parte del Real Zaragoza”, ha ensalzado el director de cantera, en el punto de partida de una experiencia “súper emocionante” en la que el club pretende ser genuino.

“Pretendemos que las niñas conozcan desde el primer momento la forma de trabajar del Real Zaragoza. Es la única forma de crear un proyecto puro. La escuela nos va a generar un conocimiento de la capacidad y motivación de las niñas, para que el año que viene se forme el primer equipo. Empezaremos en iniciación y, poco a poco, según vayan creciendo las niñas, iremos ganando categorías hasta alcanzar la máxima categoría”, ha completado Lozano, adelantando que el club tendrá una escalera de equipos base igual que en la sección masculina, aunque adaptada a la forma de trabajar de las chicas.

Junto a Lapetra, Sainz de Varanda y Lozano, han estado también el coordinador de cantera, Pedro Suñén y Noemí Navarro, encargada de dirigir la Escuela de Fútbol Femenino del Real Zaragoza. Tras una “ilusionante” primera toma de contacto con las chicas, Navarro se ha mostrado ambiciosa con las perspectivas de futuro. “Aunque llegar a Primera División son palabras mayores y nuestra prioridad es sentar la base, soñar siempre es gratis y soñamos a lo grande”, ha valorado Navarro, “orgullosa” ser escogida una labora formativa a la que se incorpora tras haber ejercido como seleccionadora aragonesa de diversas categorías.