Albert Esteve afirmó, tras el descenso a la Segunda RFEF, que “comienza una nueva etapa” en el club y anunció un plan para los próximos cinco años que pasa por un proyecto que apuesta por el fútbol base, una vuelta a los orígenes del club de 2011, con jugadores jóvenes y de la cantera y la transformación en SAD “o algo similar” en “12 o 24 meses”. Pero, en esta nueva etapa, dijo que sería en la junta, como uno de los propietarios pero que no será el presidente, ya que dará un paso al lado.

“Hemos empezado un proceso de capitalización del club con la entrada de nuevos propietarios que han hecho aportación de capital”, explicó. “La junta de propietarios pasará de los tres actuales [él, su mujer Montse Solana y su hermano Jordi] a seis” y “he tomado una decisión personal, poner el cargo de presidente a disposición de la nueva junta, que decidirá quién será presidente “. En este sentido añadió que “once temporadas es mucho tiempo y mi idea es no ser el presidente. Creo que debe haber otra persona al frente “, añadió.

No dio datos sobre los nuevos propietarios, pero que sí se trata de “capital extranjero y nacional” y que ya han hecho tres aportaciones, “una primera de 1.700.00 euros”, dijo, “y dos más” que no quiso cuantificar. Aclaró que “seguiremos los tres a la junta como propietarios” y recordó que “cuando preguntáis por inversores ya dije que comunicaría si había algo. Presentaremos la nueva junta cuando esté constituida “, lo que puede tardar dos o tres meses.

Sobre la gestión de la temporada dijo que “no es excusa pero ha sido muy difícil competir este año. Todos los clubes hemos hecho una gestión de guerra y si en septiembre no volvemos a una cierta normalidad será muy complicado para todos: no sólo los clubes, toda la sociedad “.

El club calcula unas pérdidas de 600.000 €

El presidente explicó que, a falta de cerrar el ejercicio, calcula que la temporada acabará con unas pérdidas de unos 600.000 euros, por la falta de ingresos a consecuencia de la pandemia. Añadió que lograron bajar el presupuesto inicial de 1.800.000 € a un de 1.450.000 y que, a pesar de las restricciones, el club ha tenido 1.400 abonados.

Reunión con la Paeria para las instalaciones

El club se reunió ayer con responsables de la Paeria, anunció Esteve. “Al club le hacen falta instalaciones para la base”, dijo, recordando el mal estado del campo de Gardeny. “No podemos ser en este campo, ni el Gardeny, tal como está la instalación” y explicó que “hace 4 o 5 años hicimos gestiones sobre un terreno de 12 hectáreas” y que están dispuestos a compartir gastos con la Paeria . “No es un proyecto faraónico”, valoró.

Mejoras por 500.000 € al Campo de Deportes

El dirigente señaló que el club ha gastado en estos años, de su mismo presupuesto, “unos 500.000 euros en mejoras en el estadio. Todo lo que se ha hecho ha sido por nuestra cuenta “, explicó.

Reunión por la situación del Vilafranca

Esteve anunció una reunión esta semana en Madrid para ver si es posible que el Vilafranca, filial del Lleida, pueda conservar la plaza que se ha ganado a Segunda RFEF y que, con el descenso del Lleida a esta categoría, no podrá asumir. “Veremos si esto es reversible”, dijo.

Molo no continuará al no cumplir los objetivos

“Molo no continuará”, anunció Esteban. “No podemos valorar positivamente la temporada. Teníamos un objetivo claro, estar en la Primera RFEF sin renunciar a Segunda A. Los objetivos no se han cumplido y estamos en la cuarta categoría, a dos del fútbol profesional “, añadió, recordando sus críticas al formato de competición de esta temporada: “Ya lo defendimos en abril, mayo y junio y nos quedamos solos. Ahora muchos estiran el pelo. “

Pero al margen del formato que ha dejado muchos clubes “más lejos del fútbol profesional”, admitió que la razón de no renovar el técnico, después de dos temporadas en el club, ha sido que “no se han cumplido los objetivos”. Abogó por, deportivamente, “volver a los orígenes” y apostar por jóvenes porque “la experiencia de estos tres o cuatro últimos años no ha funcionado”, y recordó que “con Albadalejo había un equipazo.

Después cada año hemos tenido buenos equipos, pero no ha funcionado. Es culpa de todos, no debe centrarse en los jugadores, que han hecho lo que han podido. Nosotros tenemos mucha más responsabilidad que nadie “, admitió. Sobre esta temporada, añadió que “cada vez que nos hemos jugado algo importante el equipo no ha respondido. Esperaba mucho más de algunos jugadores “. El club ya busca sustituto de Molo y uno de los candidatos mejor posicionados es David Giménez (Binéfar). 

Noticia extraída de SEGRE y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols