El Atlético de Madrid ha hecho los deberes ganando su partido ante el Valladolid y se proclama campeón de LaLiga 2020/2021. Los del Cholo Simeone suman un total de 86 puntos y dejan segundo al Real Madrid, quien también ha ganado al Villarreal, y consiguen 84 puntos.

El segundo tramo de la temporada ha sido difícil para el Atleti. El conjunto colchonero llegó a tener más de 10 puntos de ventaja con respecto a sus máximos perseguidores, pero finalmente ha aguantado la presión y ha conquistado un título que no ganaba desde la temporada 2013/2014.

Una de las piezas clave de este Atleti campeón fue Luis Suárez, llegó al club colchonero el pasado mercado de verano y ha cumplido con creces su objetivo en Madrid: seguir siendo competitivo una vez dejó el Barça. El delantero uruguayo, al igual que Marcos Llorente, ha alzado al club de Manzanares a lo más alto de la competición doméstica. Con 34 años, Suárez ha marcado 21 goles en 32 encuentros de liga, ha dado tres asistencias y muchos puntos al equipo. Sin ir más lejos, ha sido el encargado de cerrar las dos últimas remontadas en las dos últimas jornadas de liga: ante Osasuna marcó el 2-1 final, e igual contra el Valladolid.

EL DESCENSO

Junto al Atlético, el Elche fue el equipo que celebró con mayor felicidad el final del campeonato. El conjunto ilicitano derrotó al Athletic y aprovechó la incapacidad del Huesca para marcarle un solo gol al Valencia para atar su permanencia en Primera División. Los de Pacheta, que dependían de sí mismos para no bajar, jugarán el año que viene en Segunda junto al Eibar y el Valladolid, que no estuvo salvado en ningún momento de la tarde, ni siquiera durante los minutos en los que estuvo ganando al Atlético.

El Huesca sólo tenía que ganar al Valencia para asegurarse su primera permanencia en la máxima categoría, pero no lo consiguió (tuvo dos palos y un gol anulado por fuera de juego), mientras que el Elche no falló. De esta manera, y por segunda vez, el cuadro oscense desciende un año después de subir, al igual que le ocurrió en la temporada 2018-19. La única diferencia en esta ocasión es que ha podido pelear hasta el último día, pero hasta el rival y el escenario de la pérdida de categoría son los mismos que entonces: ante el Valencia en El Alcoraz.

Pacheta consiguió reactivar mediada la temporada a un equipo completamente consumido, hundido en el pozo de la clasificación, después que el club estirara al máximo su confianza en Míchel, el entrenador del ascenso. El Huesca ha practicado buen fútbol en esta segunda mitad de curso, pero sus errores individuales atrás y sobre todo su falta de puntería han sido dos lastres que finalmente han empujado al conjunto azulgrana a Segunda División.

El Valladolid, por su parte, era quien más complicado lo tenía para salvar la categoría. No sólo tenía que derrotar a un Atlético que se jugaba el campeonato (cosa que logró durante buena parte de la tarde, pese a acabar perdiendo), sino también esperar resultados favorables en los otros dos duelos decisivos para el descenso. No ocurrió ni lo uno ni lo otro y los pucelanos consumaron una pérdida de categoría asumida en el club desde la semana pasada, cuando los de Sergio fueron goleados en Anoeta.

La marcha de Salisu y el bajón de nivel de Guardiola (de ocho goles el pasado curso a uno solo este año) han sido determinantes para que el club propiedad de Ronaldo Nazario regrese a Segunda después de tres cursos en la máxima categoría. La apuesta por mantener a Sergio, entrenador desde al año del ascenso, en el banquillo no ha resultado exitosa para un club que ha estado toda la temporada entre los cinco peores de la Liga.

LA BATALLA POR EUROPA

La otra lucha abierta en la última jornada del campeonato, título al margen, era por los puestos europeos. Una lucha agónica que premia a la Real Sociedad (quinta) y al Betis (sexto), que el año que viene jugarán la Europa League. Los andaluces lo hacen tras levantar un 2-0 adverso en Balaídos y convertirlo en una victoria por 2-3. El Villarreal queda séptimo (lo habría sido aunque hubiese ganado en Valdebebas) y será el representante español en la primera edición de la Conference League. Ahora bien, si ganara el miércoles al Manchester United la final de la Europa League, los de Emery serían el quinto representante español en Champions el próximo curso.

Noticia extraída de SPORT y de EL MUNDO, y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols