El Lleida Esportiu se ha puesto manos a la obra para preparar lo antes posible la próxima temporada en la nueva Segunda RFEF y ayer anunció a Gabri García, exjugador internacional de Barça y Ajax y exentrenador del Andorra y del Olot, como el encargado de dirigir la nave azul con el objetivo de ascender a la Primera RFEF. El sucesor de Molo ha firmado contrato por tres temporadas hasta junio de 2024.

El nuevo entrenador azul ya trabaja para el Lleida. El club facilitó ayer unas fotografías en las que aparecía Gabri, junto al director deportivo Jordi Esteve y el director de operaciones Gerard Escoda.

Gabriel Francisco García de la Torre (Sallent, 10-2-1979) inició su trayectoria como entrenador en 2014 formando parte del staff técnico de Eusebio Sacristán como asistente en el Barça B. Una temporada después se hizo cargo del Juvenil A de División de Honor, al que dirigió hasta octubre de 2017.

El 23 de octubre de 2017 se convirtió en entrenador del equipo suizo del Sion, donde había estado cuando era futbolista en activo. Fue despedido el 6 de febrero de 2018 y en diciembre de ese mismo año firmó por el Andorra, cuya propiedad había adquirido Gerard Piqué a través de una de sus empresas, al que entrenó hasta su destitución en febrero de 2020 tras una dinámica de malos resultados.

Cabe decir en honor de Gabri que el equipo estaba diseñado para jugar en Tercera e intentar luchar por el ascenso a Segunda B, una categoría que se alcanzó en verano en los despachos por lo que, según Gabri, las expectativas fueron mayores que el potencial real de la plantilla. Sin embargo, llegó a colocar al equipo andorrano líder en varias jornadas.

Tras su salida del Andorra, reconoció en entrevistas que profesionalmente Piqué le había “decepcionado” al aprobar su destitución..

Su último equipo, en enero de este año, ha sido el Olot, pero no acabó la temporada tras un balance de cuatro victorias, un empate y siete derrotas y con la permanencia cuesta arriba. Al final, su sustituto Miquel Àngel Muñoz no pudo evitar el descenso del equipo de la capital de la Garrotxa a la Tercera RFEF.

La carrera de Gabri como futbolista fue más brillante. Formado en el Barça, era un centrocampista que debutó con 18 años en el filial azulgrana y dos temporadas después dio el salto al primer equipo, donde jugó más de 200 partidos. Ganó la Champions en 2006 a las órdenes de Frank Rijkaard, además de ganar dos Ligas y una Supercopa de España. También jugó en el Ajax, en Suiza y en Catar. Fue internacional absoluto y ganó un Mundial sub-20 y una plata en Sydney 2000.

Amigo de Jordi Esteve desde el Barça juvenil

Gabri García coincidió en el equipo juvenil del Barça con Jordi Esteve en una plantilla en la que también estaban, entre otros, Xavi Hernández y el leridano Jofre Mateu. Desde entonces a ambos les une una buena amistad que ha hecho que ahora puedan volverse a cruzar sus caminos a nivel profesional. Por su formación en la Masia, es un entrenador al que le gusta que su equipo lleve la iniciativa y que practique un fútbol valiente, pese a que es consciente de que los resultados son los que mandan. Como jugador, Gabri estuvo en el Camp d’Esports con el Barça B y como técnico, recientemente con el Olot.

Noticia extraída de SEGRE y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols