El joven delantero de 17 años del Deportivo Aragón, debutante esta temporada en el primer equipo, sufre una grave lesión de menisco en la rodilla derecha y estará algunos meses de baja.  Su lesión en la rodilla derecha, con afectación del menisco externo, requiere cirugía, tal y como han desvelado las pertinente pruebas radiológicas y otros exámenes complementarios. Una gravedad, aun con todo, que debe ser precisada en nuevas exploraciones clínicas, y que aún está pendiente de una última revisión en un centro médico zaragozano.

El delantero, en un principio, apunta a perderse toda la temporada, un periodo de baja, en todo caso, que no se podrá especificar hasta que el traumatólogo encargado de la operación valore el estado del menisco y el tipo de intervención que requiere. Hasta entonces no se podrán fijar plazos concretos de recuperación, que oscilarían entre los 3 y los 5 meses. 

En el mejor de los casos, Carbonell podría llegar a tiempo a los últimos partidos del curso. En el peor, se perderá el resto de la temporada, por lo que estará apartado de los planes de Iván Martínez en el Deportivo Aragón y de su participación en los entrenamientos del primer equipo, con el que ya debutó en Almería en la primera vuelta. Iván Martínez, entonces entrenador del primer equipo, también le dio minutos en su último partido, en El Molinón contra el Sporting.

A sus 17 años, la lesión le llega en un inoportuno momento, pues este mismo mes, entre el 22 y 25 de febrero, estaba citado por la selección española sub 19 junto a sus compañeros Alejandro Francés e Iván Azón para una concentración de entrenamientos. Carbonell, quien ya sufrió en la rodilla izquierda una lesión semejante -aunque con una rotura meniscal, en teoría, menos grave- hace dos cursos, se produjo la dolencia el pasado 31 de enero, jugando con el filial del Real Zaragoza en Cariñena, partido en el que había marcado un gol. En la segunda mitad, el delantero notó un chasquido en la articulación en la caída de un salto.