Shinji Okazaki y la Sociedad Deportiva Huesca ya han hecho historia juntos sobre el césped, y ahora seguirán haciéndola de la mano de un proyecto ilusionante. El delantero japonés y el club azulgrana mantendrán su vínculo a través de la alianza Shinji Okazaki – SD Huesca Academy. Se trata de una iniciativa que pretende promover la cultura deportiva y la excelencia en el fútbol ofreciendo a jóvenes japoneses una mejora en su acercamiento al deporte, junto a un enfoque educativo para una experiencia única de conocer el entorno de la provincia de Huesca y los Pirineos. Esta iniciativa deportivo-cultural pretende promover también la creación de un entorno deportivo en Aragón y desarrollar un proyecto sostenible en Nishi-ku (Kobe).

La iniciativa se sustenta en cuatro pilares que la hacen única tanto para los jóvenes como para sus padres: un programa especialmente diseñado para la práctica del fútbol, la aventura en un entorno mágico como el de los Pirineos, el conocimiento de un nuevo idioma y el descubrimiento de la cultura e historia del Alto Aragón. Esa combinación hace que no solo se les ofrezca la posibilidad de unirse a la estructura deportiva de un equipo de LaLiga, sino que suponga una experiencia única poder disfrutar de esos cuatro elementos. La joya de la corona del proyecto será la Base Aragonesa de Fútbol, el futuro centro de formación con una residencia de hasta 80 plazas donde estos jóvenes podrán residir e integrarse en la estructura del fútbol base azulgrana.

Shinji Okazaki se convierte, además, en embajador de la SD Huesca en Japón, actuando como asesor para el club y participando en la representación y promoción de la Shinji Okazaki – SD Huesca Academy. La SD Huesca, por su parte, definirá y diseñará el proyecto para los jóvenes nipones, además de acogerlos y procurar que cada uno de ellos se sienta un oscense más. Todo a través de los valores que unen a la leyenda del fútbol con la entidad azulgrana, como la perseverancia, la ambición, la humildad, el respeto por la naturaleza o las tradiciones.

Todo esto quedará reflejado en un brazalete especial, que se convierte en símbolo del proyecto, y que se entregará a los participantes. En él, bajo el logo de la academia, se unen aspectos característicos de la provincia de Huesca, de su territorio natural y patrimonial, incluyendo El Alcoraz; con referencias a la región de origen de Okazaki, Hyogo, y la cultura japonesa. Además de términos, tanto en castellano como en japonés que representan los valores que se quiere transmitir a los jóvenes deportistas. 

Noticia extraída de SDHUESCA.ES y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols