Alpine F1 se estrena como marca propia en la Fórmula 1 con el A521, el nuevo coche de Fernando Alonso, con claro ADN francés, un monoplaza con el que pretende hacer reverdecer viejas glorias no tanto este año como sobre todo al próximo.

Tras un pequeño avance dado unos meses atrás, la sede de Enstone acogió este martes una presentación online que no estuvo exenta de problemas de conexión, y que esperan que sean los últimos que sufran. El nuevo equipo y el nuevo monoplaza vieron la luz con una ausencia en el escenario notable: la de Fernando Alonso

El piloto asturiano no pudo viajar debido a las restricciones desde Suiza, pero su presencia va a ser visible desde el primer momento. El presentador fue el otro piloto del equipo, Esteban Ocon. No es casual: el francés es la gran apuesta de futuro para ellos.

La decoración del primer Alpine de la historia de la F1 bajo esta nomenclatura es todo un homenaje al azul eléctrico de su marca, que ya se ve como seña de identidad de la sección deportiva del Grupo Renault. Además, el rojo y blanco lo acompañan para afianzar su carácter netamente francés, una seña nacional con la que quieren potenciar en su proyecto empresarial. Además, también es un guiño a la ‘Union Jack‘, la bandera británica, por la sede de Enstone.

Leyendas como Ove Andersson, expiloto de rallies con el legendario A110, dieron paso en un vídeo a la llegada del A521, un coche que apunta muy alto, no tanto en 2021 como en 2022.