Es cierto que las condiciones eran dantescas y que la seguridad de los pilotos es hoy el único baremo que cuenta en la F1 a la hora de iniciar una carrera. El Gran Premio de Bélgica ha escenificado lo que representa la F1 moderna, en una pista que no tenía más agua que la de Barcelona en 1996 cuando ganó Schumacher su primera carrera con Ferrari y acabaron sólo seis coches, o en Estoril 1985, cuando Ayrton Senna deslumbró al mundo con su primera victoria a bordo de un Lotus, cuando había 10 cm de agua sobre al asfalto. Aquellas dos pruebas se corrieron de principio a fin.

Hoy no se pueden aplicar aquellos estándares de seguridad, en lo que algunos consideran lo racional y otros el timo del ‘tocomocho’, pues este deporte vive de aquella mística labrada por otros que se jugaron la vida y muchas veces la entregaron sin queja alguna. El público de Spa, acostumbrado al caviar, aguardó impertérrito por si había finalmente una carrera que nunca llegó.

Verstappen se acerca a Hamilton

Tres horas y 17 minutos después de la hora prevista, a las 18.17, se inicio una pantomima para completar dos vueltas detrás del ‘safety car’, lo que les permitía cerrar una clasificación final y entregar los trofeos con la mitad de puntos para los 10 primeros. Así, llegaron como salieron 6 minutos antes: Verstappen ganador, Russell segundo y Hamilton tercero.

Habría un podio, con el primer triunfo de Max en uno de sus circuitos de casa, (tiene doble nacionalidad belga-neerlandesa), el primero de George Russell en la F1, que arriesgó el sábado con el reglaje de lluvia para colocarse segundo y el tercero de Hamilton. Max puntúa 12,5 puntos, lo que sumado a los 7,5 de Lewis le deja ahora a sólo 3 puntos del liderato en el Mundial. Y en siete días otra carrera en su casa de Zandvoort, que regresa al calendario después de 36 años.

Sainz 10º y Alonso 11º

Un error de Checo Pérez antes de formar la parrilla dejó vacante su séptimo inicial, lo que le dio la oportunidad a Carlos Sainz de seguir sumando, esta vez 0,5 puntos por su décimo final, lo que quedará como una de sus mejores anécdotas numéricas. Fernando Alonso se conformó con el 11º, en un circuito donde el Alpine no iba nada en agua. Habrá más ocasiones.

No era necesario el esperpento

Si hoy en día no es posible correr en esas condiciones, lo honesto hubiera sido suspender cuando ya se sabía que no podría celebrarse la prueba. Reírse de los espectadores alargando el teatrillo no era necesario. Y menos repartir puntos en una carrera que no existió, lo que deja un aroma de farsa que en poco va a beneficiar a la F1 en el futuro.

Antiguamente, si alguien decía que no veía, decidía retirarse de la carrera, como Niki Lauda en Fuji 1976, o se le contestaba desde su equipo: “No hay problema, ve más despacio, que ya habrá alguien que vea algo más detrás de tí”. Hoy ya no es posible, es cierto, ya es otro deporte donde el contrato de televisión (cobrado) y la taquilla son más importantes que la veracidad y autenticidad del espectáculo. Algunos elegirán otros lugares a los que ir a gastarse 300 euros por cabeza.

Gran Premio de Bélgica 2021

1º M. Verstappen (LL) Red Bull 2/39

2º G. Russell (LL) Williams + 0″0

3º L. Hamilton (LL) Mercedes + 0″0

4º D. Ricciardo (LL) McLaren + 0″0

5º S. Vettel (LL) Aston Martin + 0″0

6º P. Gasly (LL) AlphaTauri + 0″0

7º E. Ocon (LL) Alpine + 0″0

8º C. Leclerc (LL) Ferrari + 0″0

9º N. Latifi (LL) Williams + 0″0

10º Carlos Sainz (LL) Ferrari + 0″0

11º Fernando Alonso (LL) Alpine + 0″0

12º V. Bottas (LL) Mercedes + 0″0

13º A. Giovinazzi (LL) Alfa Romeo + 0″0

14º L. Norris (LL) McLaren + 0″0

15º Y. Tsunoda (LL) AlphaTauri + 0″0

16º M. Schumacher (LL) Haas + 0″0

17º N. Mazepin Haas + 0″0

18º L. Stroll (LL) Aston Martin + 0″0

19º K. Raikkonen (LL) Alfa Romeo + 0″0

20º S. Perez (LL) Red Bull + 0″0

Checo Pérez, fuera antes de empezar

El mexicano no pudo lucirse en el fin de semana de su renovación. En las vueltas previas a la parrilla, evaluando el estado de la pista, perdió el control de su Red Bull y acabó en las barreras. Su séptimo quedaba libre para la salida.

Retraso de media hora y bandera roja

Tras media hora y dos intentos de formación de parrilla, la intensa lluvia no permitió que se diese la salida a la prueba. Una bandera roja sobre las 15.35, dejaba todo el al aire y planeaba la suspensión. En el box de Red Bull se afanaban en reparar el coche de Checo Pérez y le pedían al director de carrera, Michael Masi, que le dejara salir en su séptima plaza original, algo que no estaba nada claro, pues su monoplaza había sido remolcado a boxes por una grúa, lo que en teoría le mandada al ‘pit lane’.

El coche médico sale a inspeccionar la pista a las 16.00

El Mercedes inspeccionaba de nuevo el asfalto que seguía completamente encharcado. “Sería muy complicado correr el lunes, porque de aquí hay que irse a Zandvoort mañana”, afirmaba Mario Isola, director de Pirelli Motorsporta en DAZN F1.

“No sé cuál es el procedimiento hoy, pero yo tengo planes para mañana”, comentaba Toto Wolff en broma sobre la posibilidad de competir el lunes. Eran las 16.08 y se preveía “una situación igual o peor en los próximos 35 minutos y estamos limitados por tres horas de duración máxima”, comentaba el CEO de Mercedes AMG F1.

La carrera tenía las 18.00 horas como tope

Esteban Ocon,aclaraba un poco la situación sobre las 16.10. “El procedimiento ha empezado aunque no lo haya hecho la carrera, por lo que a las 18.00 se acaba todo. Así no se puede correr, no se ve nada. Verstappen sí quiere hacerlo porque va primero y nadie le molesta, es bueno para él. Yo espero correr hoy”, aseguraba el compañero de Fernando Alonso.

Binotto: “Los pilotos están calmados y no se están despistando mucho. Es cuestión de esperar, pero puede hacerse muy largo. La carrera es hasta las 18.00, pero es más importante que se empiece en condiciones seguras para los pilotos”, afirmaba el CEO de Ferrari en DAZN.

¿Una carrera reducida?

Sobre las 16.34 se planteaba reducir la carrera en cinco vueltas (dos de formación y tres salidas abortadas) para un total de 39. Pero si las condiciones no mejoraban, podría plantearse dar la salida tras el coche de seguridad y dar la bandera a cuadros tras dos vueltas, con lo que el podio en ese caso sería para Verstappen ganador, Russell y Hamilton, con la mitad de los puntos para los 10 primeros clasificados. Carlos Sainz se llevaría 0,5 puntos si eso acabara materializándose.

Se detiene el reloj de las tres horas límite (17.01)

Bernd Maylander salía de nuevo para revisar le estado de la pista, mientras el radar informaba de más lluvia. Había que decidir a qué hora se daba la salida.

El reloj del procedimiento se paró a falta de una hora, a las 17.00. Iñaki Rueda, estratega de Ferrari, preguntaba por qué motivo. “No seguimos con la hora límite de las 18.00”, le comentó Michael Masi al ingeniero español. “Luego se supo que los comisarios lo habían hecho bajo su responsabilidad, aplicando un artículo del Código Deportivo Internacional de la FIA y no el reglamento de la F1 “por fuerza mayor”, decía el comunicado posterior. . El desconcierto era total a lo largo del pit lane.

Primeros silbidos en las gradas

Lo surreal de la forma en que Michael Masi gestionada la situación, se plasmaba de nuevo en un aviso a las 17.45., de que habría nuevas noticias a las 17.55. Lo mejor del día era el público que seguía en sus asientos. El coche médico inspeccionaba la pista por cuarta vez y el agua acumulada era muy importante a los largo de todo el recorrido. Sobre las 18.05. comenzaban los silbidos en la grada-

Salida prevista para las 18.17, desde el pit lane

Por fin se anunciaba el inicio de la carrera para las 18.17, tres horas más tarde de lo previsto. Los pilotos se preparaban, ante el jolgorio del público.

Los monoplazas arrancaron, ya con semáforo verde, desde el ‘pit lane’, pero siempre detrás del coche de seguridad.

Tras dos vueltas, como estaba previsto, se dio de nuevo la bandera roja para poder conformar una clasificación oficial, un engaño total. La carrera del tocomocho se había consumado.

Noticia extraída de MARCA y compartida a través de tu magazine deportivo Don Gols